Usted está en: Departamento de Ingeniería Industrial Universidad de Santiago > Entrevistas a Egresados > “El gran valor de la carrera de Ingeniería Civil Industrial de la U. de Santiago es la calidad y excelencia del cuerpo académico”

“El gran valor de la carrera de Ingeniería Civil Industrial de la U. de Santiago es la calidad y excelencia del cuerpo académico”

“El gran valor de la carrera de Ingeniería Civil Industrial de la U. de Santiago es la calidad y excelencia del cuerpo académico”

Su trabajo se ha enfocado en la toma de decisiones y posteriores implementaciones de nuevas plataformas tecnológicas, con el objetivo de modernizar sistemas de gestión, de atención a clientes y back-office.

Es así como le ha correspondido liderar procesos de transformación digital en empresas como Correos Chile, donde hizo la integración de sistemas y la implementación de la planta de Courier más grande de América del Sur. “Pasamos del mundo manual a otro totalmente automatizado”, comenta la ingeniera de la U. de Santiago.

Actualmente, esta destacada profesional formada en el Departamento de Ingeniería Industrial se desempeña como Gerente de Tecnologías de Información y Sistemas en Toyota Chile, empresa perteneciente al holding japonés Mitsui.

¿Por qué decidió estudiar Ingeniería Civil Industrial en la U. de Santiago?

Los ingenieros del área computación e informática somos muy técnicos y poco enfocados en el negocio. Al constatar eso, decidí ingresar a Ingeniería Civil Industrial, cuando estaba trabajando en una institución financiera. Esa decisión me ayudó a mejorar la visión profesional, fui entendiendo de mejor forma las necesidades de los usuarios, de los clientes finales e internos, de a poco fui creciendo y me ayudó en mi desafío y crecimiento profesional, para ir obteniendo más responsabilidades.

¿Cambió su visión de las cosas?

Me dio otra visión de los negocios, mucho más global, comprender de economía, marketing, todo lo que lleva el mundo comercial. Me ayudó también a no ser tan estructurada. Los informáticos tendemos a trabaja de manera aislada, la visión de un ingeniero industrial es más holística, tiene una visión distinta de las cosas. Eso me benefició.

¿Qué recuerdos tiene de sus estudios en el Departamento de Ingeniería Industrial?

Cursar mis estudios de Ingeniería Civil Industrial fue un esfuerzo grande, requirió de mucho tiempo y dedicación. Pese a ello, no me fue tan difícil ni complicado. Tengo muy buenos recuerdos del Departamento de Ingeniería Industrial.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en una empresa transnacional?

Antes de llegar aquí siempre trabajé en empresas chilenas y trabajar en Toyota Chile, integrante del grupo Mitsui, ha sido una gran experiencia. En la cultura japonesa priman mucho los valores de las personas, la honestidad, la honradez, la transparencia, decir siempre la verdad, y la confianza, todo eso es muy importante. En esta empresa son más importantes las habilidades blandas de las personas, por sobre los conocimientos que puedas tener. Se tiende a retener el talento y se valora la experiencia de las personas.

¿En qué medida considera que sus estudios en Ingeniería Civil Industrial de la U. de Santiago contribuyeron a su desarrollo profesional y a ocupar su posición actual?

La carrera de Ingeniería Civil Industrial me dio una visión más holística para abordar las problemáticas de una forma más general, con una visión de los procesos. También me ayudó a formar una nueva personalidad, a comunicarme de una forma más asertiva, y a desenvolverme mejor  y de manera satisfactoria en ambientes laborales masculinos en rubros como transportes, logística y automotor, en los cuales he logrado generar una paridad a nivel profesional.

¿Cuál es a su juicio la agregación de valor que genera la carrera de Ingeniería Civil Industrial de la Universidad de Santiago?

El gran valor de la carrera de Ingeniería Civil Industrial es la calidad y la excelencia del cuerpo académico. Tuve la oportunidad de contar con profesores de muy buen nivel académico y con gran experiencia en empresas. Varios de mis profesores tenían una base tecnológica, por lo que nunca perdí esa visión. Había una buena mixtura de teoría y práctica. A todo eso, debo agregar que la calidad de la infraestructura del Departamento de Ingeniería Industrial era buena.

Si tuviese la oportunidad de realizar modificaciones en el plan de estudios de Ingeniería Civil Industrial, y de acuerdo a su experiencia en el mundo de las empresas ¿Cuáles serían sus recomendaciones?

Mi primera recomendación sería hacer obligatorio el aprendizaje de un segundo idioma como el inglés. Esta fue una debilidad que me tocó vivir. Para llegar a ocupar una gerencia o subgerencia es fundamental comunicarse en inglés u otro idioma.

¿Cuál sería su mensaje a los estudiantes del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Santiago de Chile?

Los estudiantes deben saber que por sobre todo, en toda circunstancia, están los principios y los valores. Un buen profesional debe ser una buena persona, ante todo. Eso es lo que se valora en las empresas. Se puede contar con muchas credenciales y diplomas académicos y ser muy competente, pero si no se tiene calidad humana no les irá bien. El esfuerzo, el compromiso y la proactividad siempre deben ir por delante, sea cual sea el cargo que se ocupe. No deben limitarse a lo que indica el contrato de trabajo o la jerarquía que ocupen en la empresa. Deben ser consecuentes y profesionales íntegros, siendo siempre coherente entre lo que se dice y lo que se hace. Finalmente les recomiendo mantenerse siempre vigentes y certificar constantemente sus competencias específicas.

Si tuviese que definir en una frase o concepto al Departamento de Ingeniería Industrial ¿Cuál sería?

El Departamento de Ingeniería Industrial fue como mi familia, un segundo hogar.

Entrevistas a Egresados